Nosotr@s

Como ser social el ser humano no es solo ‘yo’ sino también ‘nosotr@s’, de forma que ser social e individual se complementan.

El ‘yo’ es objetivo, se manifiesta en cada persona de forma natural ya que cada persona aprende, tiene capacidad racional y emociones propias. Su poder e identidad, siendo individual, se completa con los valores de la sociedad en los que se identifica y el poder desarrollado por la sociedad para estos valores, la forma concreta en que se han desarrollado.

La identidad social y personal de cada persona son inseparables, no las diferenciamos por lo que es normal que hablando de temas sociales de interés común confundamos el uso del ‘Yo’ con el uso de nuestro ‘yo social’ NOSOTR@S, que no es objetivo sino subjetivo.

Si intentamos definir el ‘Nosotr@s’ de un grupo, una identidad nacional, una asociación de cualquier tipo… nos vamos a los valores comunes que la identifican. Podemos tener incluso un texto con una definición perfecta de los valores grupales, sin embargo cada persona crea inconscientemente su propio sesgo de los valores subjetivos comunes. El nosotr@s de cada persona es un conocimiento vivo en el que no distinguimos lo objetivo propio de lo subjetivo común.

Activando a Nosotr@s para la acción común.

El Nosotr@s nos permite actuar como grupo, nuestros valores nos movilizan con aquellas personas con quienes los compartimos. Si se dan situaciones emocionales colectivas, algo que nos afecta a tod@s, actuaremos con aquellas acciones que socialmente hemos admitido como más adecuadas, por miedo, alarma, ira, o felicidad si es un logro. En esas situaciones espontáneas, rodeadas de fuerte presión emocional, como sucedió en los primeros meses de la pandemia de Covid_19, se activan los valores y la inteligencia social de forma que la comunicación para la acción pasa directamente, de forma transversal al grupo, para conseguir el conocimiento común mínimo que permite la acción del Nosotr@s. El Yo objetivo de cada cual trabaja interactuando con el Nosotr@s subjetivo.

El deseo de cualquier persona consciente es que l@s demás también lo sean y colaboren en la acción por el bien común, algo que no suele suceder mas que en situaciones extraordinarias con un riesgo demasiado grave para dejar las acciones en manos de otr@s.

El Nosotr@s es más complejo que una visión unificada, grupal, de valores. Si nuestro ‘Yo social’ es un sesgo personal de los valores sociales, sucede igual con cada persona que integra el grupo del que se trate. En conjunto, en la expresión social del grupo, percibimos una conciencia colectiva en la que los sesgos personales son insuficientes para marcar una diferencia sustancial y sin embargo son esas pequeñas diferencias entre los sesgos personales una permanente fuente de conflictos interpersonales, luchas de poder, cuya base son las diferencias objetivas, individuales, el conocimiento diferencial con el que cada persona crea su nosotr@s.

Los movimientos sociales que permanecen en el tiempo consiguen una base cultural común; superan los roces entre sesgos personales integrando en su patrimonio las diferencias de conocimiento individual que facilitan la acción social. Gracias a sus organizaciones pueden alterar la respuesta emocional espontánea por una acción colectiva, premeditada racionalmente y por tanto consciente. Los obreros ingleses de principios del s XIX, antes de constituir un movimiento social como tal y adoptar la huelga, destruían máquinas a las que consideraban responsables de su situación.

Entre las experiencias que llevaron al nacimiento del movimiento obrero inglés y la respuesta espontánea de la sociedad a covid_19 la diferencia es solo una cuestión de tiempo en la que la tecnología ha facilitado un acceso más rápido al conocimiento diferencial. La cuestión entonces no es la homogenización de las personas ni la tecnología sino facilitar el acceso al conocimiento diferencial para conseguir un nosotr@s en el que no perdemos el libre albedrío y somos capaces de usar nuestras habilidades sociales para realizar los valores que nos identifican social e individualmente.

La opción de dejar correr el tiempo cuando nos lo está reduciendo el cambio climático no es posible. Afortunadamente sabemos como activar el Nosotr@s para la acción común.

Los peligros de la inconsciencia

El más grave se encuentra en la propia identidad social que permite a cada persona ser parte integrante y distinta de un movimiento social, pero que le permite también identificar sus valores personales con el sesgo de sus valores sociales de forma que trabajando para el común puede pasar a trabajar inconscientemente para si mism@, obtener un beneficio personal impropio de su labor y terminar siendo un corrupto en las labores inicialmente sociales que desarrolla.

Esta deriva es la fuente de los comportamientos burocráticos, previos a la aparición del estado. La persona que cae en la enfermedad social de la burocracia sufre a lo largo del tiempo una degradación personal, como ser humano. Se vuelve antisocial, confunde lo propio con lo común, denigra a quienes no han dado el paso con el/ella teniendo antes valores comunes. Termina por convertirse en un parásito social que vive de l@s demás.
La inconsciencia colectiva, ante la acción de las personas que caen en este proceso enfermizo, permiten el desarrollo de la enfermedad. Un sesgo personal no es definitivo para detectarlo porque cada ser que comparte esos mismos valores también tiene sus propios sesgos y por tanto no lo detecta hasta que es demasiado tarde, cuando ya existe la corrupción.

La pasividad que genera la alienación del poder delegando en otr@s mediante la dilución de la identidad personal y el ninguneo del conocimiento vivo. La idea ilustrada de la homogeneidad humana, cuando menos en grandes grupos, no sale muy bien parada, algo que las ideologías políticas derivadas de ella deberían tener en cuenta.

El ‘Nosotr@s’  está presente en todas las manifestaciones de inteligencia social incluidas la inteligencia colectiva entre individuos que no se conocen a lo cual ayudan nuestras neuronas espejo. Está presente en los trabajos de los artistas que captan y muestran en su arte los valores que nos permiten actuar en común actuando en muchos casos, sin pretenderlo, como símbolos, referentes sociales de identidades colectivas.

Solo la presencia de organizaciones sociales comunes

 

 

 

Las personas conscientes en situaciones menos graves pueden motivar y sacar a flote el Nosotr@s por el bien común usando herramientas sociales como la Posición del Bien Común que dotan de los recursos necesarios a quienes comparten los mismos valores.

El desarrollo de habilidades sociales, una cultura preventiva de bien común y algunas practicas sociales como el Contrato Social, orientadas a impedir la burocracia, nos permitirán aprovechar a fondo las ventajas de la identidad del yo con el nosotr@s en un momento que nos reclama cambios de fondo.

Felicidad

La felicidad es un estado emocional deseado por el ser humano. Una aspiración, un ideal a perseguir, que asociamos automáticamente a la idea de futuro, que nos ha acompañado en nuestra evolución. Como vivencia presente, es el estatus emocional que se produce cuando creemos haber alcanzado una meta deseada.

Dado que no siempre nos sentimos felices, la felicidad se convierte en nuestro ser racional en un objeto simbólico de referencia permanente, de forma social e individual. En su concepción tejemos los valores con los que generamos nuestra identidad personal y social.

En su acepción social la felicidad supone la realización de aquellos valores, manifestados en metas, tangibles o intangibles, que tienen una resolución objetiva.

La felicidad, como estado emocional mantenido en el tiempo, supone la realización de múltiples metas, personales y sociales, de muy distintos procesos (una secuencia), enlazados, o con suficientes conexiones personales y sociales, para que la percepción emocional se mantenga en el tiempo, sin vacíos ni tiempos compartidos con otras emociones.

Marca de Valores

La Marca de Valores es una herramienta de la ciudadanía para la compra responsable con la sostenibilidad de la vida y del planeta. Un referente de garantías para la salud, la sostenibilidad medioambiental y social.

Con ella cada compra en el mercado impulsa los valores que nos llevan a un Cambio de Paradigma en el que la salud, la sostenibilidad y los derechos de las personas prevalecen sobre el beneficio privado.

Tiene las siguientes características:

  • La marca es única para cualquier producto en el mercado. Se identifica visualmente siempre de la misma forma, aunque se trate de productos distintos.
  • En su descripción se incluyen los valores concretos del producto, con sus indicadores, que incluyen como mínimo:
    • Salubridad, Sostenibilidad y Responsabilidad Social, así como el grado de aceptación social (estimado usando la información estadística de sus ventas).
  • Cada tipo de producto tiene una referencia al equipo técnico (tribunal) que evalúa, de la forma más científica posible, las características propias de su tipología.
  • La evaluación se realiza con la suficiente frecuencia, regular e irregular, para evitar manipulaciones del producto final. Similar a los sellos de certificación ecológica.
  • Los productores que usen regularmente el sello pueden incluir valores adicionales específicos, además de los genéricos de su tipología, si aportan una fuente de financiación, propia o social, con la que pagar los costes de la analítica.

Organización de la Marca

La Marca de Valores cuenta con una Organización de Bien Común (sin ánimo de lucro) responsable de la marca. En esta organización pueden participar tanto ciudadan@s como organizaciones de consumidores o organizaciones productivas. Que pueden intervenir como soci@s para tomar acciones en la defensa de sus intereses y del bien común.

La marca se sostiene por las aportaciones de sus socios más un canon por producto que use la marca.

  • El canon por producto es una herramienta social que permite tanto financiar la organización que sostiene la marca como impulsar líneas completas de productos mediante ofertas en su importe para ayudar a la implantación en líneas nuevas de producto.
  • En la definición inicial del coste del canon por producto intervienen siempre los productores, para garantizar su viabilidad y evitar que se convierta en un lastre inviable.
  • Los productos obtienen mejores precios en su canon, según ganan antigüedad en la marca de valores, por la entrada de más productos en la misma línea de producto o por ausencia de incidentes.
  • Los soci@s que actúan como compradores obtienen bonos anuales de descuento en los precios finales de los productos, según su compromiso con la Marca de Valores. Los descuentos se aplican en la parte de canon de cada producto. De esta forma se premia la prioridad con la marca en el momento de la compra.

La organización que sostiene la marca puede emitir informes técnicos de productos que no usan la marca a petición de sus socios. Los informes se hacen de la misma forma que los de los productos que usan la marca y con los mismos indicadores que los productos de su tipo. De esta forma la ciudadanía podrá siempre comparar y verificar los valores de cualquier producto en relación con los que usan la Marca de Valores ejerciendo con ello una presión objetiva en el mercado para su transformación.

La organización de la marca fomenta las cooperativas de consumo basadas en la Marca de Valores.

 

Las motivaciones para su diseño en JivaBlog

 

 

 

Explotación

Sin cerrar.

Explotación Social

El estado y la burocracia están en el origen de la primera explotación social 1 mediante el uso de la fuerza, por la posición privilegiada y socialmente legitimada, que ocupan.
Se produce contra sus propios ciudadanos a los que extraen una parte de su cosecha y contra los enemigos capturados que se convierten en esclavos en los primeros estados de la antigüedad.
La edad media reproduce esta situación convirtiéndolo en los derechos del señor feudal al que se pagan primero en especie y después en moneda. En la edad moderna aparece el impuesto destinado a los mismos fines. En la actualidad lo llamamos Hacienda pública con la que se pagan los servicios sociales que organiza el estado en nuestra compleja sociedad, pero también a toda la capa administrativa de funcionarios y a la familia real.

La explotación capitalista nace del deseo de la burguesía urbana por acceder al poder del estado y los beneficios privados que este posee por su función social. Obtiene su riqueza originaria de la relación con el estado que usa para obtener un grado cada vez mayor de independencia, organizando una explotación social propia. En sus inicios compra títulos nobiliarios, participa en sus campañas militares y mantiene con la nobleza territorial una tensión, a veces violenta, para escapar de sus obligaciones y ganar exenciones y derechos especiales.

  1. Se entiende por explotación social una relación social aceptada o legitimada ya sea por las costumbres o las leyes, en la cual algunas personas — generalmente definidas como miembros de alguna categoría o jerarquía o que poseen un rol social específico— son abusadas​ o utilizadas​ a beneficio de otros debido a su pertenencia a tal categoría o estatus, – Wikipedia[]

Beneficio privado

Sin cerrar

Ánimo de lucro

Beneficio privado

Beneficio privado

La burocracia y los dirigentes del estado obtienen un beneficio privado, personal, por la posición que ocupan en la sociedad de forma que si no estuvieran ahí no lo podrían obtener. Aún hoy día es así. Los salarios de políticos y altos funcionarios causan envidia y motivan el ingreso en la carrera política.

Burocracia

La base originaria

En los inicios de la humanidad no había burocracia, la organización social era muy simple. El jefe del grupo podía ser el mejor cazador o el anciano más respetado, o compartían tal posición con el brujo.

Incluso, en los casos en los que se ha identificado la manutención del artista rupestre, nadie mediaba entre el y el grupo. Las ventajas de estas pequeñas organizaciones para sus integrantes eran accesibles directamente, ‘Comunismo primitivo1 según K. Marx.
Los asentamientos estables crearon comunidades humanas más complejas basadas en la especialización. Lo que antes se percibía directamente empezó a percibirse mediante intercambios, unas veces voluntarios, como sucede en los mercados locales, y otras veces forzados o consentidos.
En la comunidad primitiva todos sus integrantes aportaban para recibir sin violencia alguna, era su forma de sobrevivir. Con la creación de comunidades más grandes, que mejoraban las ventajas sociales respecto a las primitivas. La relación ya no es tan directa, había personas que por su especialización no cultivaban los campos ni cuidaban los ganados. Dedicados al culto o la defensa militar necesitaban para sobrevivir de una cierta disciplina social en la aportación de recursos para su manutención, esta necesidad creó tanto a la escritura como a la burocracia 2.
.

La burocracia del estado

La burocracia surge cuando hay una administración social de los recursos, cuando hay personas especializadas en hacer trabajos que no son productivos de forma directa. No da cebollas ni platos de barro sino un reparto de recursos que se hace en beneficio de la comunidad. Se destina alimento para el sacerdote, para los soldados, para el jefe de la tribu, que hacen mejor su trabajo si están especializados.

La burocracia es necesaria cuando la sociedad se vuelve más compleja por la especialización. Su trabajo se percibe como un bien para la comunidad. Hoy día también pensamos que el trabajo de los funcionarios es necesario por mucho que haya aspectos de su labor mejorables.

La organización que aporta la burocracia a estado ha permitido durante siglos que este desarrolle su función social en servicios que consideramos imprescindibles como la educación, la salud o infraestructuras de comunicaciones.

Aún hoy día un visitante al centro arqueológico de Roma se sorprende de los éxitos de la arquitectura y técnicas constructivas desarrolladas por los romanos. Muchas de estas técnicas siguen en uso, se anticiparon, gracias a la organización administrativa del imperio que alimentó a miles de artesanos, técnicos, como nadie podía hacer en aquella época. El mecenazgo 3 y sus variantes han alimentado durante siglos el arte de escultores, literatos o músicos gracias a los recursos que administra el estado gracias a su burocracia.

El estado y la burocracia nacieron juntos con el apoyo voluntario de sus comunidades y el reconocimiento a su labor.

Una posición privilegiada

La burocracia crea sin embargo una posición nueva en la sociedad que le da una libertad que no tiene el agricultor. Este tiene un volumen de semilla y un número de bocas que alimentar. Si el tiempo acompaña, no hay plagas, y hace bien su labor, una decisión acertada sobre la cantidad que se destina a semilla y la que se destina para comer, será muy satisfactoria para su comunidad.

Sin embargo, si el escriba del templo decide mantener las cantidades destinadas a tropa, empleados de palacio y faraón, con una cosecha mala, está condenando al hambre a su comunidad, en la que algunos individuos pueden rebelarse porque no les gusta pasar hambre. Tenemos el primer caso, que desgraciadamente fue muy común, y dio pié a muchas otras acciones, de dudosa necesidad desde el punto de vista popular, pero totalmente necesarias, desde el punto de vista del rey o el emperador, que no quería perder territorio o vivir peor que en años precedentes.

Su posición intermedia le permite manejar información privilegiada necesaria para la planificación de recursos del estado, pero útil para ella misma. Le permite relacionarse con personas poderosas que prestan servicios o hacen trabajos encargados por el estado de forma que se introduzca en ellos su propio beneficio privado. Le permite obtener regalos y corromperse a cambio de acciones que benefician a esos poderes amigos. Puede incluso organizar recursos policiales o militares de la fuerza del estado, similares a las mafias, en su propio beneficio. Y puede hacer todo esto de forma oculta ante la sociedad, ofuscándolo entre el conjunto de información que maneja. La burocracia por naturaleza es totalmente opaca en su labor ya que debe proteger los intereses del estado, pero al desarrollar un interés propio lo protege de igual forma.

Entre las personas que se inician en la burocracia y las expertas hay un proceso social en el que se produce esta degeneración, que podemos considerar una enfermedad social. Las más honestas conviven con las más corruptas generándose un silencio cómplice que les permite convivir haciendo la labor que reclama el estado. Los propios gobernantes acceden a este proceso social en cuanto se dan cuenta de que existe. La burocracia, fiel a su amo, le abre la puerta encantada porque así se volverán mas tolerantes mirando a otro lado.

La connivencia entre el poder político y la burocracia del estado puede llevar a este a actuar violentamente y de forma abierta contra la sociedad usando los medios de represión que esta misma sostiene para la defensa del orden social.

La degeneración burocrática del estado, el dominio de la enfermedad social, puede modificar el estado convirtiéndolo en totalitario mediante una purga interna 4 que elimina cualquier disidencia. Los funcionarios fieles a su labor social son eliminados, los políticos fieles al mandato social también.

Aunque el estalinismo ha sido puntero en unas prácticas que nos han descubierto la naturaleza de la burocracia, no debemos engañarnos. La burocracia está en todos los estados y en todos ellos reproduce su enfermedad: la corrupción, las redes clientelares, el uso del poder para terceros, la cultura de la apropiación de recursos públicos, la ineficiencia, la violencia contra la sociedad, la cultura burocrática…

Durante 10.000 años la humanidad ha vivido dominada por los males creados por la combinación de burocracia con estado: el beneficio privado, la explotación social, la violencia, la corrupción. En los diferentes cambios sociales que han llevado a sociedades con relaciones sociales (antigüedad, edad media, edad moderna, contemporánea…) y de poder distintas (república, imperio, monarquías, absolutismo, democracias, dictaduras, totalitarismo) estos problemas no se han resuelto sino que se han modificado y ampliado por no haber encontrado la posibilidad de devolver a la sociedad el control directo sobre sus recursos y su propia organización.

La cultura burocrática

Quien no ha estado nunca en la posición de la burocracia y del poder del estado no actúan como quienes ya llevan un tiempo, aún no han aprendido. Hay posibilidades de que su práctica e intenciones iniciales coincidan, pero aprenden rápido por los beneficios personales que les comporta su nueva posición. Hay otros que sin embargo ya conocen estas posibilidades sin haberlas tocado y consideran su participación, en política u organizaciones sociales, como el camino natural para acceder a esa posición de privilegio.

Hay otros que ya tienen una posición de poder en la sociedad, poder económico, influencia cultural… y ven en la posición privilegiada que ofrece el estado una posibilidad de fortalecer lo que tiene o entroncar con las familias del poder burocrático.
Todos ellos aprenden la cultura burocrática, aprenden a corromperse. La alternancia en el poder crea hasta una diplomacia entre quienes tienen esta cultura y los empleados del aparato burocrático.

Se toleran pequeños hurtos en las oficinas, en los depósitos de combustible, en la apropiación de materiales, en acceso privilegiado a servicios, que tienen cola para el público, de esta forma se consigue la complicidad para la gran corrupción que acompaña siempre al poder del estado. Hasta el empleo estable es motivo de chantaje a los funcionarios, por estar a salvo de la precarización generalizada, y entre ellos hay quienes saben ‘salir en la foto’ haciendo lo posible para dar brillo y favores a sus señorías de forma que asciendan en la escala burocrática del poder.

En la URSS hasta el ciudadano común jugaba a la corrupción haciendo regalos a los funcionarios para que impulsaran sus asuntos. ¿A que habéis visto esto de los regalos y no era la URSS?. Yo mismo he visto a un obrero del nivel mas bajo en la empresa llevarle un saco de melones a un capataz para que le encargara trabajos que incluían horas extras. Hasta favores sexuales cuando son voluntarios y abusos cuando es habitual entre los jefes.

Se crea una tolerancia cómplice con la ineficacia. Los funcionarios son la vía para conseguir informaciones tras las que vienen negocios ilegítimos.
La cultura burocrática se puede transmitir por organizaciones que, no siendo el estado propiamente, han asumido sus relaciones jerárquicas y redes clientelares como una forma de poder en cualquier organización por la que pase. Hoy día el Partido Comunista de Rusia sigue funcionando internamente igual que lo hacía cuando tenía el poder del estado, y otras organizaciones políticas, ideológicamente hermanas, aplican sus fundamentos ideológicos de la misma forma.

La degradación de las personas

Quien se ha acostumbrado a esta posición privilegiada y a su cultura difícilmente la pierde por salir de las condiciones en las que la ha aprendido. Inconscientemente reproduce las mismas prácticas donde esté porque no quiere perder poder. Se siguen sintiendo superiores, distantes, especiales y no dudarán en meter mano en lo ajeno pues es lo normal en el estado.

Podemos dotarnos de mecanismos para la reeducación de personas contaminadas por la cultura burocrática, ellas mismas se sentirán mejor con unas relaciones sociales no contaminadas de burocracia.
Podemos hacer organizaciones mas democráticas, incluso horizontales, aprobar toda clase de medidas de transparencia…. pero no podremos evitar que en el estado se reproduzcan estas condiciones porque es allí donde la posición de poder privilegiado que obtienen respecto a la sociedad las genera.

La élite

Alienación e iniciativa social

Sin duda cuando se produjo el cambio legal los bolcheviques tenían el apoyo político de la sociedad sino esta se habría rebelado para impedirlo, pero no se puede extraer del apoyo pasivo un compromiso activo propio de personas empoderadas porque tal cambio requiere periodos mas largos de paz que no existieron entre 1917 y 1923. En la guerra salvar la vida es mas importante que organizar la economía y la vida social, es el ‘estado de guerra’.

En 1924 Stalin que nunca fué buen estratega político ni tenía dotes especiales en las que destacar, como persona ‘gris’ que era, estaba muy bien posicionado en la burocracia del estado. Una posición tomada en los años de la guerra civil cuando la administración del estado abastecía al ejercito revolucionario dirigido por Trotsky y mantenía un poder básicamente político, sin una base social sólida. Recordemos que la clase obrera era solo el 5% de la sociedad y el campesinado, la inmensa mayoría, siervos feudales.

Era un gobierno obrero por su voluntad, no por su base social y para mantenerlo el poder político fomentaba para las responsabilidades en los soviets el nombramiento de bolcheviques. Stalin como secretario general del PCUS desde 1922 era el primer responsable en la línea de nombramientos.

La fidelidad entre bolcheviques sustituyó progresivamente al poder en los soviets creado por la movilización social. Igual sucedió con las propias estructuras del poder.
La estructura militar administrativa, que ejercía la dirección política, tomaba de forma natural el camino de menor resistencia, las relaciones partidarias, porque la democracia es lenta y más en un país tan atrasado. El teléfono era mas rápido si al otro lado había un amigo.

El triunfo del partido ponía en evidencia la derrota interna de la revolución, se había acabado la iniciativa social y en su lugar la burocracia lo movía todo.

Es posible encontrar en todos los estados de nuestra historia estas lineas de nombramientos que crean familias y apellidos propios del poder, lazos que crean la estructura del estado, nepotismo. Es una de las razones de la supervivencia del franquismo, sus relaciones internas con el estado les mantienen en una posición privilegiada sobre la sociedad, en ese sentido el franquismo y los estados fuertes o totalitarios reproducen unas relaciones de poder propias de la burocracia.
La burocracia del estado favorece la hibridación de intereses entre quienes tienen poder en la sociedad y el poder de la maquinaría del estado.

Se ha dicho en numerosas ocasiones que el estado es una herramienta al servicio del poder de una minoría, eso cierto, pero es preciso saber como sucede si quieres cambiar algo.

La burocratización de las organizaciones

Cuando hablamos de burocracia se nos viene fácilmente a la cabeza la burocracia estalinista, pero también podemos pensar en la actividad de cualquier funcionario en una oficina o una actividad que se desarrolla inundada en papeles o achacar a la burocracia cualquier gestión a la que nos vemos obligados. Es posible pensar que la burocracia es la actividad que hace que las personas sean burócratas.

Recorriendo la idea de un extremo a otro veremos que en todos sus estados está presente una capacidad exclusiva del ser humano, el poder:

Si tenemos la suerte de haber reducido nuestra actividad burocrática a una sola vez al mes pensaremos que no somos burócratas, tiene muy poco peso para que se nos identifique así. Pero si es tu trabajo no es inadecuado pensar que eres burócrata. Por suerte hay mejores versiones que nos salvan de las lacras que lleva asociada la idea, podemos decir que somos funcionarios o empleados de oficina.

Dejando el maquillaje a un lado, para entendernos, tenemos el poder de hacer acciones burocráticas. Son acciones que no hará nunca un animal, las hacemos solo los seres humanos desde que vivimos en sociedades complejas. No vamos a encontrar restos de burocracia en excavaciones arqueológicas si se trata de sociedades tribales. La gestión directa de los recursos de la comunidad no precisa de escribanos que tomen nota de la cosecha anual porque todos sus integrantes van a recibir los alimentos simplemente por ser parte de la comunidad.

La existencia de posiciones privilegiadas, y/o jerárquicas, tiende a crear burocracia en las organizaciones igual que se crea en el estado: Organizaciones no gubernamentales, asociaciones, sindicatos, partidos políticos, empresas…

Empresas:

En las empresas jerarquizadas un jefe se convierte en un problema para sus subordinados y su propia empresa porque ha creado una posición de poder que solo domina él y para si mismo, de forma que ante sus superiores mostrará la obediencia necesaria y mantendrá la apariencia y objetivos organizacionales lo suficiente como para no poner en riesgo su posición, pero limitándolo en todo aquello que pueda limitar el poder de su posición en la que obtiene beneficios que no son propios de la empresa. Con esta posición burocrática gestionará su área de responsabilidad interpretando ante su equipo el plan de empresa para no cuestionar su posición burocrática y maximizarla cuanto sea posible. La burocracia en las organizaciones económicas causa perdidas, ineficiencia injustificada y la quiebra de la confianza de los trabajadores que perciben directamente ambos intereses, el de la empresa y el de su jefe, sin poderlos separar.

Ninguna organización productiva jerárquica escapará a la burocracia, sea cual sea el sistema social u objetivos para los que trabaja, porque este tipo de organización es incapaz de gestionar toda la información y habilidades de sus integrantes. Entre la información con la que los directivos toman sus decisiones y el conjunto de información que manejan todos sus integrantes, hay notables diferencias. En esas diferencias anidará el burócrata que actúa de facilitador entre las diferentes escalas de la pirámide interna, las diferencias crean su posición.

Sindicatos:

Los sindicatos se crean para la defensa de los intereses de los trabajadores actuando en representación de estos ante los dueños o administradores de las organizaciones. Cuando esta labor es estable en las personas que lo realizan ya se ha creado una burocracia por ocupar una posición propia de la que pueden obtener beneficios personales ya sea por información privilegiada o por ofertas patronales. La tendencia natural de la nueva burocracia es a aumentar las competencias de su posición para lograr independencia ante quienes sean una amenaza. El caso más típico es la obtención de ayudas económicas que les permitan obtener sus ingresos con independencia de la organización sindical (cuotas sindicales) e incluso liberarse de trabajar.

Las huelgas laborales desde que existen los sindicatos, incorporan siempre beneficios para su burocracia de forma que los trabajadores y los sindicatos actúan aparentemente como si fueran lo mismo y en los hechos ya no lo son. La patronal ha encontrado en los servicios mínimos una forma de controlar las huelgas con la colaboración interesada de la burocracia sindical que puede llegar a convocar huelgas sin trabajadores.

Los movimientos sindicales, cuando se burocratizan, son los responsables de que la movilización obrera haya caído en el corporativismo distanciando sus reivindicaciones de la estrategia transformadora con la que originalmente han nacido. El conservadurismo natural de la burocracia se traslada a los trabajadores cambiando sus valores hasta no poder encontrar en ellos, salvo excepciones activistas, valores distintos de los que promueve el poder establecido.

ONGS y asociaciones:

Normalmente sin ánimo de lucro y sin papel representativo como ocurre con los sindicatos. Son organizaciones de defensores de una causa (DD.HH. ecologístas, ayuda al desarrollo, médicos solidarios, derecho a la vivienda…) son activistas. La causa empieza a ser reconocida por un sector pequeño de la sociedad, normalmente los propios activistas, hasta conseguir con su acción que sea parcial o totalmente reconocida por la sociedad e integrada en las leyes del estado y representada parcial o totalmente por los partidos políticos. Pueden conseguir una interlocución con el estado parcial/ocasional o llegar hasta una regular al estilo de los sindicatos o incluso asientos ministeriales.

Son organizaciones formalmente horizontales, incluso de base asamblearia. Organizaciones definidas de forma totalmente horizontal, democráticas, participativas, distribuidas, confederales… pueden contaminarse de burocracia solo por el hecho de tratar con organizaciones jerárquicas, porque que estas exigen tal tipo de relación, creando un lugar especial dedicado a tratar con ellas. En ese lugar se generará un burócrata que usará esa posición especial para obtener condiciones especiales para si misma que pueden llevar, si no se impide, a burocratizar por completo a una organización inicialmente horizontal.

Por la pasividad social inducida en las personas por la educación suelen haber dificultades para conseguir una movilización social efectiva que realice los objetivos de su causa que, para no desaparecer, precisa de una organización estable. La lengua dulce por la que se introduce la burocratización no es solo la acción de personas que han conseguido una posición privilegiada, son las subvenciones del estado con las que se desarrollan actividades no basadas en activismo sino en una estructura que puede llegar a incluir salarios.

Partidos políticos:

Hoy es habitual asociar la corrupción a las personas que desarrollan actividades políticas. Tenemos frases hechas que no dan lugar a duda: ‘no todos son iguales‘ pone el acento en la excepción, la excepción no es la corrupción sino la honestidad. Los partidos políticos son una vía rápida de acceso al poder del estado donde se obtiene una posición privilegiada que transforma a los que no llevan la idea de dedicarse a su beneficio personal, cuando han proclamado lo contrario.

Son estructuras verticales, como el estado. En ellas se aprende lo que se va a hacer después, en caso de tener éxito. No hay democracia interna, ni transparencia y si mucho nepotismo, adoración del lider y filtrado de personas según el criterio del jefe.

Es común encontrar personas conocidas en los movimientos sociales que deciden apostar por la política. Por ambos sitios es posible llegar al mismo sitio y en ambos es posible tanto la honestidad como el burocratismo. La diferencia entre uno y otro es la diferencia misma entre bien privado y bien común. La elección generalizada es el bien privado porque la posición que se obtiene también es privada.

 

 

 

El poder de la burocracia

  1. En el primitivo, los seres humanos estaban organizados en grupos, dedicados a la caza, pesca y recolección. La actividad productiva humana se basaba en la cooperación simple. Para Karl Marx este tipo de asociación cooperativa era una necesidad inevitable, debido al desamparo en que se encontraba el individuo aislado en la naturaleza. Como consecuencia de su modo de vida, el humano primitivo no concebía la posibilidad de la propiedad privada de la tierra y de los demás medios de producción; pero lo que sí concebía era lo que Marx describió en sus Manuscritos Económico-filosóficos de 1844 como «propiedad privada general» que en el ejemplo de la comunidad de mujeres era una especie de propiedad sexual de la comunidad hacia el cuerpo de la mujer. Con el capitalismo esta se transforma en la «propiedad privada exclusiva» que en este caso se denominó «matrimonio». Tan solo algunos instrumentos y bienes les pertenecían en propiedad personal. – Wikipedia[]
  2. Podría definirse como un conjunto de técnicas o metodologías dispuestas para aprender o racionalizar la realidad exterior (a la que pretende controlar el poder central) a fin de conocerla y llamarla de forma estandarizada o uniforme. Un claro ejemplo de esta característica de las burocracias, particularmente de las de gobierno, es la contratación y asignación o remoción de personal, es decir, funcionarios, de acuerdo a criterios explícitos y relevante al desempeño de funciones.

    En la base de todo aparato burocrático hay algún tipo de disciplina. Por tal razón, la burocracia sirve como articulación de la simplificación. Se podría argumentar que por la burocracia es posible la división de trabajo promovida por el poder central, que a su vez busca dominar a los funcionarios. – Wikipedia[]

  3. El mecenazgo es un tipo de patrocinio que se otorga a artistas, literatos o científicos, a fin de permitirles desarrollar su obra. Ese apoyo, aunque se presente como desinteresado, pues el que lo otorga no exige a sus beneficiarios ningún tipo de devolución o créditos económicos a corto plazo, sí que proporciona una remuneración de carácter íntimo (el placer estético, moral o intelectual, o la satisfacción de la vanidad), además de una operación de relaciones públicas que puede llegar a ser muy útil, por cuanto justifica su posición social y mejora su reputación. – Wikipedia[]
  4. La represión estalinista contra los bolcheviques, su propio partido, entre 1924 y el ejército, en los prolegómenos de la 2ª guerra mundial, son de manual. El estado y el bolchevismo fueron casi lo mismo desde la constitución de 1924. Los revolucionarios disidentes fueron progresivamente reemplazados de posiciones de poder en la administración del estado por un ejercito de nuevos funcionarios, ajenos totalmente a la experiencia revolucionaria. Cuando Trotsky se quejaba de la falta de democracia, para acusar a la burocracia, se quejaba en realidad de su derrota que había firmado apoyando la constitución de 1924. El poder de la burocracia[]

Conocimiento diferencial

Sin cerrar.

Es el que se define por su ausencia y necesidad en una persona o grupo y es necesario para hacer algo. Supone la búsqueda activa con el formato y método necesario para empoderar a la persona y/o grupo de forma que pueda ejercer su poder.

Por la forma en que se obtiene pasa a ser conocimiento vivo, de las personas interesadas, y/o conocimiento que alimenta la inteligencia social.

Inteligencia social

Vivimos una era de grandes avances en el conocimiento de la inteligencia humana, antes tratada como un Cociente Intelectual1 que se obtenía en una prueba. Los seres humanos estamos “programados” para “conectarnos”, nuestro diseño nos hace ser sociales2.

Inteligencia y biofisiología cerebral

Howard Gardner en 1983 dio a conocer su modelo de las Inteligencias múltiples 3. Quería resaltar un número desconocido de capacidades humanas, inteligencias, subrayando que estas capacidades son tan fundamentales como las que tradicionalmente detecta el Cociente Intelectual.

Actualmente el equipo de Gardner identifica 12 tipos distintos:

  • Lingüístico-Verbal. Consiste en la dominación del lenguaje.
  • Lógico-Matemática. Capacidad de conceptualizar las relaciones lógicas entre las acciones o los símbolos.
  • Visual-espacial. Capacidad de reconocer objetos y hacerse una idea de sus características, sea como cuadros visuales.
  • Musical. Capacidad para poder producir una pieza musical.
  • Corporal-Kinestésica. Capacidad para coordinar movimientos corporales.
  • Intrapersonal. Habilidad de conocerse a uno mismo, por ejemplo sus sentimientos o pensamientos, etc.
  • Interpersonal. Es la habilidad para relacionarse y llevarse bien con otras personas.
  • Naturalista. Sensibilidad que muestran algunas personas hacia el mundo natural.
  • Emocional. Mezcla entre la interpersonal y la intrapersonal.
  • Existencial. Meditación de la existencia. Incluye el sentido de la vida y la muerte.
  • Creativa. Consiste en innovar y crear cosas nuevas.
  • Colaborativa. Capacidad de elegir la mejor opción para alcanzar una meta trabajando en equipo.

Es común hablar de nuestras memorias, que por comparación, sabemos son distintas. Hay quien recuerda con facilidad los números y hace cálculos complejos de memoria. Hay quien tiene memoria gráfica, recuerda las caras, y situaciones como si fueran fotografías, quien recuerda olores o sabores… Habilidades nativas que mejoran el aprendizaje y condicionan las demás, de forma que cada ser humano, por nuestra combinación de inteligencias y su desarrollo, somos una combinación única.

Doce años después Daniel Goleman con Inteligencia Emocional4 distinguía las relaciones entre la inteligencia racional y la inteligencia de las emociones apoyándose en su origen fisiológico.

El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que éste sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento. Las emociones producen reacciones rápidas cuya respuesta ha sido previamente aprendida. De esta forma en nuestros orígenes nos defendíamos de las amenazas que requerían una respuesta inmediata. Sabiendo como funcionan éstas, podemos obtener de cada ser humano, respuestas casi en el nivel instintivo animal, con la ventajosa diferencia de que podemos educar las emociones y elegir otras respuestas más eficaces.

La industria de la manipulación usa intensamente nuestra inteligencia emocional llevándonos a hacer cosas de las que después nos arrepentimos. Una buena educación de la inteligencia emocional incluye la prevención ante la manipulación, de forma que en lugar de la respuesta que se nos quiere inducir, demos una racional y mejorada, también rápida y más eficaz.

La comprensión de la inteligencia humana vinculada a su base fisiológica, ha puesto a la Neurociencia5 en el centro de muchas investigaciones:

  • La cognición (del latín cognoscere, ‘conocer’) es la facultad de un ser vivo para procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y características subjetivas que permiten valorar la información. Consiste en procesos tales como el aprendizaje, el razonamiento, la atención, la memoria, la resolución de problemas, la toma de decisiones, los sentimientos. El ser humano tiene la capacidad de conocer con todos los procesos mencionados.
  • La conducta: El ser humano al vivir en la sociedad se ve en la necesidad de organizarse en todos los sentidos, creando estructuras sociales diversas y dinámicas, entidades estas como la forma propia que observa cada cultura para organizar su convivencia: familiar, trabajo, educación, gobierno, ciudad, etc. El ser humano es social por naturaleza, por lo que vive en grupo con otros individuos, con la intención de protegerse, ayudarse y cooperar en la realización de propósitos comunes; creando al mismo tiempo las condiciones dignas para el crecimiento y desarrollo de su comunidad, así como la realización personal de todos y cada uno de quienes componen dicho grupo

La tecnología combinada con psicología avanzada puede trabajar con nuestras emociones. Las técnicas de reconocimiento facial con aplicaciones basadas en inteligencia artificial ya están en las agendas de desarrollo aunque hoy nos producen más inquietud que confianza6

Inteligencia social o Colectiva

En el año 1996, Giacomo Rizzolatti con otros científicos identificaron las Neuronas Espejo, ligadas a la vida social y responsables de la empatía humana. Estas neuronas del individuo «reflejan» el comportamiento del otro, como si el observador estuviera realizando la acción. De allí su nombre de «espejo». Se encuentran en la circunvolución frontal inferior y la corteza parietal inferior, más tarde también las encontraron en las regiones involucradas en la visión y en la memoria.

La segunda parte del Trabajo de Daniel Goleman Inteligencia social. La nueva ciencia de las relaciones humanas (2006) es consecuencia del vínculo entre la inteligencia intrapersonal y la interpersonal a través de las emociones7.

En 1994 el desarrollo de internet y la cibercultura trajeron de la mano de Pierre Lévi una concepción de colaboración entre diferentes individuos, no homogeinizadora y tecnológica: la Inteligencia Colectiva en las sociedades basadas en el conocimiento8.

El factor social de la inteligencia que desarrolla Lévi ya lo había tratado Gardner en 1983 como Inteligencia Interpersonal. Un tipo de inteligencia cuya base fisiológica tiene  relación con el área de la corteza cerebral llamado lóbulo frontal donde se realiza la producción lingüística y oral, además de las funciones ejecutivas que manejan la conducta, atención, planificación, entre otros.

La expansión de internet ha dado muchas experiencias de inteligencia colectiva. Diferentes experimentos científicos demuestran que somos capaces de actuar colectivamente de forma transversal, condición propia del bien común, en determinadas circunstancias, sin necesidad de conocernos y afectando a cualquier tipología de personas. Un caso bastante representativo es lo sucedido con el 15M del que el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR *) nos ha dejado un vistoso estudio:

Desarrollo científico

La Psicología9, que recordamos casi automáticamente con «psicoanálisis», ha tenido gracias a estos avances una gran evolución, tiene cada vez menos que ver con procesos inconscientes y cada vez más con neurociencia, ciencia de la conducta y ciencia cognitiva.

Todos estos avances científicos en el conocimiento de la inteligencia humana, su base fisiológica y como funciona como hecho social, tienen consecuencias en muchos campos:

  1. En educación la memoria deja de ser el elemento central de la formación. Es posible personalizar la formación apoyándose en el tipo de inteligencia dominante en cada persona.
  2. En la economía que pone en valor el capital intelectual por encima de la productividad o los productos, y busca por ello la implicación, la colaboración y el liderazgo en la integración de equipos.
  3. En la concepción social del ser humano y del bien común.
  4. En la tecnología que desarrolla Inteligencias Artificiales con equipos multidisciplinares entre los que se encuentran psicólogos, expertos en sesgos cognitivos10.
  5. En la creación/innovación social basada en la colaboración, lo que se ha llamado el movimiento Crowd por su inicial Crowdsourcing11
  6. En la creación de una primera conciencia global.

La inteligencia colaborativa

«La inteligencia colaborativa (IC) supone una deliberación ordenada, facilitada por tecnologías sociales, que permite a un conjunto de personas crear un mejor conocimiento compartido y tomar decisiones, con mayores posibilidades de superar los retos y dificultades que plantean las distintas actividades humanas en un entorno cada vez más complejo y cambiante.» ICXCI (Innovation Center for Collaborative Intelligence)

El interés por conseguir la colaboración humana, en los procesos que requieren su implicación, ha llevado al desarrollo de procesos, métodos de aprendizaje, educación para la colaboración, que permiten su desarrollo como como una más de las inteligencias descritas por Gardner: depende de factores biológicos, de la vida personal y factores culturales e históricos. Hasta hoy los principales beneficiarios son las organizaciones económicas, con una concepción innovadora de las capacidades humanas como recurso, y la tecnología. Pero no hay nada que impida su extensión a todas las áreas de la vida social.

«La inteligencia colaborativa se ocupa de problemas donde la experiencia individual, y las diferentes interpretaciones de diversos expertos son críticos para la resolución de problemas…La inteligencia colaborativa también puede clasificarse de acuerdo al grado y tipo de colaboración que los individuos produzcan sobre el producto final… Esta nueva realidad  puede ser llevada a otros niveles y empezar proyectos de intercambio de conocimientos y capacidad de reflexión y empoderamiento, dando voz a mucha gente y potenciando la capacidad de creatividad y aprendizaje»12

La inteligencia colaborativa, al igual que la colectiva, han existido con modalidades distintas desde que el ser humano apareció en la tierra. La cultura digital está transformando a ambas: acelera y acerca estos procesos sociales de la inteligencia humana modificando su definición con la incorporación de las tecnologías que lo facilitan.

En la inteligencia colaborativa intervienen las emociones que motivan a cada persona, pero estas no controlan ni manipulan la voluntad humana. La diferencia entre la inteligencia emocional y la colaborativa es que en ésta somos conscientes de los objetivos que perseguimos, y por ellos colaboramos. La inteligencia emocional, que instintivamente moviliza a las personas, puede llevar a la colaboración colectiva si antes hemos aprendido esta respuesta.

    1. Es una forma de inteligencia social emergente que transforma la conducta social. Fue considerada inicialmente como una modalidad específica de la «inteligencia colectiva«, que se produce involuntariamente, tal como la definió Pierre Lévy en 1994.
    2. Es el fruto de la acción de muchos individuos que interactúan entre sí, para crear algo o solucionar algún problema, usando el conocimiento vivo que posee cada persona.
    3. La inteligencia colaborativa se produce en un flujo de intercambio de información, en el que las personas que participan, experimentan su evolución desde el estado de desconfianza, al de confianza. Transformar la desconfianza en confianza, superar los malentendidos, es el núcleo de la inteligencia conversacional13

Los activistas sociales conocemos la dificultad que supone conseguir la colaboración entre personas objetivamente afectadas por temas comunes. Es más sencillo con personas bien informadas, la correcta información es un factor objetivo, pero no suele ser el caso. Es muy común encontrarse con actitudes defensivas, conservadoras que temen cualquier movimiento en su estatus generando cierta desesperación entre quienes, más motivados, ven su necesidad.

Las primeras reacciones, las que trae la inteligencia emocional, pueden ser muy dispares. Como no hay una educación de la inteligencia emocional, se bloquean las posibilidades de la inteligencia colectiva y la acción racional.  Aprender a ser empáticos14 en la comunicación nos evitará muchos problemas.

Tras todas las reacciones y actitudes humanas está el conocimiento vivo de cada persona con el que no hemos aprendido a trabajar. Este incluye una educación sobre los bienes comunes, en muchos casos, dañina para su función social. El alcance, valor, ventajas o desventajas, los evalúa individualmente cada persona con sus conocimientos y capacidades.

Conseguir la colaboración, superando la desconfianza y las actitudes defensivas, es una capacidad que tenemos y podemos mejorar, una inteligencia, la inteligencia colaborativa. La tecnología permite usarla con mayor intensidad en herramientas de democracia electrónica y deliberación.

Con herramientas para la planificación distribuida y el ejercicio del poder, gobernar el bien común será mas sencillo si en la sociedad es habitual la inteligencia colaborativa, si se forma al ser humano en ella desde que viene al mundo. No depende de las herramientas, aunque ayuden, sino de nosotros mismos, de desarrollar nuestra inteligencia colaborativa.

Con este objetivo estratégico y ante la formación de una Conciencia Global, los movimientos globales tendrán mejores resultados aprendiendo a gestionar las emociones, aprendiendo a transferir a cada persona el conocimiento necesario y la educación sobre el bien común para impulsar la inteligencia social.

  Educación para la colaboración, Humanos relativos, Libre albedrío, Bien Común, Posición del Bien Común

 

  1. El cociente intelectual​ o coeficiente intelectual se obtenía dividiendo la edad mental de una persona (obtenida tras la realización de pruebas o test no estandarizados) entre su edad cronológica y multiplicando el resultado por 100. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX este método fue sustituido por el diseño de pruebas estandarizadas que arrojaban directamente la puntuación de este estimador. – Wikipedia[]
  2. ‘La Inteligencia Social, en qué consiste’- en PsicoActiva[]
  3. «La inteligencia no es un conjunto unitario que agrupe diferentes capacidades específicas, sino una red de conjuntos autónomos, relativamente interrelacionados. Para Gardner el desarrollo de algún tipo de inteligencia depende de tres factores: Factor Biológico, factor de la vida personal y Factores culturales e históricos. Para Howard Gardner, la inteligencia es un potencial biopsicológico de procesamiento de información que se puede activar en uno o más marcos culturales para resolver problemas o crear productos que tienen valor para dichos marcos. De esta manera, desde esta perspectiva las inteligencias no son algo que se pueda ver o contar: son potenciales ―es de suponer que neurales― que se activan o no en función de los valores de una cultura determinada, de las oportunidades disponibles en esa cultura y de las decisiones tomadas por cada persona y/o su familia, sus enseñantes y otras personas.»- Howard Gardner – Wikipedia []
  4. «Las emociones son importantes para el ejercicio de la razón. Entre el sentir y el pensar, la emoción guía nuestras decisiones, trabajando con la mente racional y capacitando —o incapacitando— al pensamiento mismo. Del mismo modo, el cerebro pensante desempeña un papel fundamental en nuestras emociones, exceptuando aquellos momentos en los que las emociones se desbordan y el cerebro emocional asume por completo el control de la situación. En cierto modo, tenemos dos cerebros y dos clases diferentes de inteligencia: la inteligencia racional y la inteligencia emocional y nuestro funcionamiento vital está determinado por ambos.». Inteligencia emocional 1995 Goleman, Daniel (1996)Barcelona: Kairos – ISBN 978-84-7245-371-5.[]
  5. La neurociencia es un campo de la ciencia que estudia el sistema nervioso y todos sus aspectos; como podrían ser su estructura, función, desarrollo ontogenético y filogenético, bioquímica, farmacología y patología; y de cómo sus diferentes elementos interactúan, dando lugar a las bases biológicas de la cognición y la conducta.Wikipedia[]
  6. Los anunciantes, los gigantes tecnológicos y las fuerzas fronterizas están utilizando un software de seguimiento facial para controlar nuestros estados de ánimo, nos guste o no. La IA puede leer tus emociones. ¿Debería? The Guardian (en Inglés) []
  7. Listado, clasificación y descripción de las emociones humanas. – CincoNoticias[]
  8. La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge a partir de la colaboración de diversos individuos, generalmente de una misma especie, en relación a un tópico en particular. Actualmente es un término generalizado de la cibercultura o la sociedad del conocimiento vinculado a la toma de decisiones consensuada aplicable en bacterias, animales, seres humanos y computadoras. Desde su obra El apoyo mutuo, Kropotkin se constituye en un referente temprano al utilizar el concepto para el tipo de inteligencia que poseen pequeños animales e insectos como abejas u hormigas. L’Intelligence collective. Pour une anthropologie du cyberespace, La Découverte, Paris, 1994, Versión web en castellanoWikipedia[]
  9. La Psicología es una ciencia que trata el estudio y el análisis de la conducta y los procesos mentales de los individuos y de grupos humanos en distintas situaciones, cuyo campo de estudio abarca todos los aspectos de la experiencia humana y lo hace para fines tanto de investigación como docentes y laborales, entre otros. Existen diversas perspectivas psicológicas, cada una con sus propias teorías y metodologías, y en comparativa pueden coincidir, influirse, solaparse o incluso ser contradictorias e incompatibles; esta variedad da pie a múltiples acepciones y abordajes. Algunos enfoques —como en el humanismo— consideran que el método científico no es adecuado para investigar la conducta; otros tales como el conductismo lo emplean para comportamientos observables que pueden ser objetivamente medidos. – Wikipedia[]
  10. Un sesgo cognitivo es un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento mental, lo que lleva a una distorsión, juicio inexacto, interpretación ilógica, o lo que se llama en términos generales irracionalidad, que se da sobre la base de la interpretación de la información disponible, aunque los datos no sean lógicos o no estén relacionados entre sí. Los sesgos sociales se denominan generalmente sesgos atribucionales y afectan a nuestras interacciones sociales de cada día, también están presentes en la probabilidad y toma de decisiones. Ante un estado de confusión, es importante precisar y destacar los mecanismos netamente cognitivos de los intelectivos ya que estos últimos corresponden en la intuición a sesgos preceptivos conocidos comúnmente como falacias.La existencia de sesgos cognitivos surge como necesidad evolutiva para la emisión inmediata de juicios que utiliza nuestro cerebro para asumir una posición rápida ante ciertos estímulos, problemas o situaciones, que debido a la incapacidad de procesar toda la información disponible se filtra de forma selectiva o subjetiva. Si bien nos pueden conducir a errores que pueden ser graves, en determinados contextos conducen a acciones más eficaces o permiten adoptar decisiones más rápidas cuando la inmediatez es el mayor valor (heurística). Wikipedia[]
  11. Crowdsourcing (del inglés crowd –multitud– y outsourcing –recursos externos–) se podría traducir al español como colaboración abierta distribuida o externalización abierta de tareas, y consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de un grupo numeroso de personas o de una comunidad, a través de una convocatoria abierta. Jeff Howe, quien acuño el término en el año 2006, estableció que el concepto de «crowdsourcing» depende esencialmente del hecho de que, debido a que es una convocatoria abierta a un grupo indeterminado de personas, reúne a los más aptos para desarrollar las tareas, para responder ante problemas complejos, y para así contribuir aportando las ideas más frescas y relevantes. Por ejemplo, se invita al público a desarrollar una nueva tecnología, o a llevar a cabo una tarea de diseño (diseño basado en la comunidad’1​o diseño participativo distribuido) o a mejorar e implementar los pasos de un algoritmo (véase computación basada en humanos) o a ayudar a capturar, sistematizar, procesar y analizar grandes cantidades de datos (ciencia ciudadana): Crowdfunding (financiación colectiva), Crowdcreation (creación colectiva), Crowdvoting (votación colectiva), Crowd wisdom (sabiduría colectiva), Crowdlearning (aprendizaje colectivo). – Wikipedia[]
  12. Ignasi Alcalde Inteligencia colaborativa: mas allá de la inteligencia colectiva[]
  13. ‘Conversational Intelligence: How Great Leaders Build Trust & Get Extraordinary Results’ (2013), Judith E. Glaser. Algunos artículos en castellano:

Contrato Social

La actuación como grupo ha exigido siempre el acuerdo de sus individuos y alguna clase de estructura interna.

Los clanes de homínidos distinguían entre ancianos, niños, enfermos, cazadores/recolectores y mujeres gestantes. El liderazgo en la acción y la sabiduría de los ancianos se complementaban.

La justicia y la violencia con el consenso interno del grupo mantuvieron la cohesión interna y la supervivencia del clan en conflictos por el territorio.

La actuación como clan, tribu, nación, nos ha permitido conseguir el bien común desde que existimos. No hay en esto diferencia con otros seres sociales en la naturaleza. Ellos sin embargo cambian tan poco que aparentan ser iguales desde que existen. El ser humano sin embargo ha evolucionado gracias a nuestra capacidad para aprender y desarrollar sociedades cada vez más complejas.

En el cambio de la vida trashumante a los asentamientos existió el acuerdo entre los individuos. La especialización que trajo se produjo de forma natural, tácita, modificando la cultura y tradiciones previas.

Nadie vio en el surgimiento del estado una imposición sino una evolución lógica, una mejora en todos los ámbitos de la vida. Coincidiendo con su formación llegó la escritura que nos permite conocer la evolución del acuerdo social.

  • Platón (427-347 a. C) en La República deja constancia de la corrupción de los políticos, del descrédito de la democracia mientras estos persistan en su mal hacer.

  • La Constitución de los atenienses1 nos informa de la transcripción de los acuerdos en forma de leyes.

  • La Carta Magna, que hoy traducimos literalmente como constitución, es una carta otorgada por Juan I de Inglaterra en Runnymede, cerca de Windsor, el 15 de junio de 1215 2

  • Rousseau nos dejó una versión ilustrada en el contrato social 3.

La idea del contrato social recuerda a su homónimo al Contrato mercantil en el que se fijan también los detalles de un acuerdo que persigue un fin.

El contrato social es consecuencia lógica de la democracia. La lógica del poder del estado, sin embargo, evita su aplicación de forma que no se le encuentra en ninguna de las constituciones de los que se definen como democráticos. Su ausencia es la prueba irrefutable de la inclusión en el ejercicio del poder de los intereses personales de quienes buscan su beneficio o de lobbies de partes privilegiadas en la sociedad por su relación con el estado.

El Contrato Social, en condiciones de gobierno descentralizado y distribuido, puede ser una herramienta extremadamente útil para el gobierno de lo común. Los acuerdos adoptados, el plan de trabajo, las condiciones de ejecución que encontramos en las relaciones contractuales entre partes, es la relación mas adecuada entre quienes confían una labor y quienes la ejecutan.

Sin un aparato centralizado, con gobierno distribuido, el contrato social permite un alto grado de personalización y actualización frecuente de las condiciones para un ajuste perfecto ajuste perfecto al bien que se gobierna.

Regula las relaciones entre la comunidad que ejerce el poder y los equipos que ejecutan sus decisiones. Es una garantía social:

  • El poder ejecutivo actúa como empleado de la sociedad
  • Elimina las incertidumbres para quienes hacen el trabajo, y quienes lo encomiendan.

  • Facilita la intervención directa.

  • Regula la transparencia.

  • Incluye las condiciones para modificar el acuerdo, su cese, o cambios en el equipo que lo ejecuta.

  • Evita la corrupción y presiones de grupos ajenos al poder.

  • Alimenta la planificación distribuida con la experiencia del poder ejecutivo

 

  1. Es la primera de una serie de 158 constituciones que el filósofo griego Aristóteles (384 a. C.-Calcis, 322 a. C.) se propuso escribir con el fin de reflejar enciclopédicamente la cultura legislativa de su tiempo. En varios archivos PDF[]
  2. El documento prometía la protección de los derechos eclesiásticos, la protección de los barones ante la detención ilegal, el acceso a justicia inmediata y limitaciones de tarifas feudales a favor de la Corona. El acuerdo sería implementado por un concilio de veinticinco barones. Ninguno de los bandos cumplió con sus compromisos y la carta fue anulada por el papa Inocencio III, lo que provocó la primera guerra de los Barones. Wikipedia[]
  3. El contrato social es un libro en tres tomos que trata principalmente sobre la libertad e igualdad de los hombres bajo un Estado instituido por medio de un contrato social .- Wikipedia[]

Doble Poder

Las situaciones de doble poder se han dado en muchas ocasiones en nuestra historia, normalmente como consecuencia de situaciones de emergencia social que requerían de un cambio que, por inconsciente o por oposición de los poderosos, no se producía. En ellas se asentaron los cambios sociales que se dieron en cada lugar según las condiciones históricas dadas: acceso al conocimiento, realidad y potencialidades económicas o agentes del cambio como las clases sociales.

El doble poder ha creado siempre estructuras sociales paralelas, plurales y horizontales, (hoy usamos «transversales) en las que se asentaron los cambios sociales que se dieron en cada lugar según las condiciones históricas dadas: acceso al conocimiento, realidad y potencialidades económicas o agentes del cambio como las clases sociales. Han supuesto siempre la entrada en la escena histórica de vastos sectores sociales, antes mucho menos activos, y cambios objetivos considerables en sus sociedades que quedan marcadas por sus logros o por los daños causados por la represión para contrarrestarlos.

Han supuesto la intervención y cambios directos ejecutados por los participantes que se prepararon inconscientemente para el cambio social.

Algunas han dejado huella ideológica en nuestra memoria como los soviets de obreros soldados y campesinos de la revolución rusa de 19171 Otras mas lejanas como la resistencia de los colonos de Norteamérica frente al dominio de la corona británica, dieron a luz los cimientos de EE.UU. Las rebeliones contra el absolutismo de 1848 recorrieron las ciudades mas importantes de Europa quebrando los poderes locales del viejo régimen para establecer democracias; de ahí surgió Italia y Alemania y se inició la grave crisis que llevó a la disolución del imperio austro húngaro.

Tuvimos doble poder durante la Revolución Francesa,  en la IIª República de España, en octubre de 19342, y la Revolución social española de 19363, en la Revolución Boliviana de 19524, en la Revolución húngara de 19565, la Revolución Islandesa de 20086 y muchos otros casos…

Las explosiones sociales que provocaron el doble poder pueden volver a producirse, con los riesgos que supondrán para el ser humano y el planeta. La combinación de potencia destructiva letal y decisiones rápidas, incontroladas, como permiten hoy las redes de comunicaciones, amenazan la supervivencia.

En la era del conocimiento aprendemos mas rápido de lo que cambia la sociedad y sus instituciones. Los cambios políticos y los movimientos sociales son la consecuencia, acelerada por la regresión en los bienes comunes. El acceso al conocimiento y la globalización han creado la idea de un cambio pacífico de fondo sin los daños sociales de las revoluciones en su choque con el estado, lo que algunos llaman rEvolución, un concepto que vincula los cambios con la propia evolución humana. La aparición de una incipiente Conciencia Global permite hacer un cambio consciente que intencionalmente evite la violencia.

Hoy tenemos las habilidades, los conocimientos, la experiencia y cada vez mas herramientas tecnológicas, para organizar una estructura social alrededor de cualquier bien común, como si fuera un doble poder, con el fin del gobierno directo, si está organizado en el cuerpo de la sociedad y no por encima de esta. Para ello debemos usar las características y habilidades sociales propias del ser humano, por interés propio, para realizar nuestra parte del beneficio de 360º en los bienes comunes.

Nos lleva a crear un poder como el ser humano, distribuido, con el que superar la etapa histórica del estado, basado en la delegación, con el que nos han alienado los bienes comunes para beneficio de una parte, siempre minoritaria, de la sociedad.

  1. Un sóviet o soviet (en ruso, Сове́т ‘concejo’) es una asamblea, convocatoria, concilio o consejo obrero de trabajadores. Los primeros sóviets fueron la raíz de la Revolución rusa de 1905. Originariamente, el término hacía referencia a las asambleas de obreros, soldados y campesinos que fueron fundamentales para el triunfo de la Revolución de Octubre de 1917, así como la base para la formación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, primero, y de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, en 1922 – Wikipedia[]
  2. Revolución del 34. La Revolución de 1934 o huelga general revolucionaria en España de 1934 —también conocida como Revolución de Octubre de 1934— fue un movimiento huelguístico revolucionario que se produjo entre los días 5 y 19 de octubre de 1934 durante el bienio radical-cedista de la II República. Este movimiento estuvo alentado desde amplios sectores y por importantes dirigentes del PSOE y la UGT, como Largo Caballero o Indalecio Prieto y de forma desigual por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y el Partido Comunista de España (PCE). – Wikipedia[]
  3. «comúnmente conocida como Revolución española, fue un proceso revolucionario que se dio tras el golpe de Estado del 17 de julio de 1936 que desembocó en la guerra civil española. Su principal base ideológica fue el anarcosindicalismo y el comunismo libertario de la CNT-FAI, con un componente marxista revolucionario, caracterizado por el POUM y el ala «caballerista» del PSOE y UGT. Se caracterizó, entre otras cosas: por su anticlericalismo en lo religioso, su cantonalismo y horizontalismo en lo administrativo, su racionalismo en la educación y el colectivismo autogestionario en lo económico». – Wikipedia[]
  4. Popularmente conocida como la Revolución Nacional (RN), marca el ingreso de Bolivia al siglo XX. Es un periodo que comprende desde el 9 de abril de 1952 hasta el golpe de estado del 4 de noviembre de 1964, durante el cual gobernó el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). En estos doce años el MNR llevó a cabo un proceso de modernización que cambió el rumbo del desarrollo político, económico y social del estado de Bolivia. – Wikipedia[]
  5. «La Revolución húngara de 1956​ (en húngaro, 1956-os forradalom o 1956-os felkelés) fue un movimiento revolucionario espontáneo de alcance nacional contra el gobierno de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas desde la Unión Soviética, que duró desde el 23 de octubre hasta el 10 de noviembre de 1956″. – Wikipedia[]
  6. Las protestas en Islandia de 2008-2011, también referidas como la Revolución de las cacerolas (inglés: Kitchenware Revolution) debido al uso de las mismas por los manifestantes, o conocida simplemente como la Revolución islandesa, estallaron durante la grave crisis financiera en el contexto de la Gran Recesión.

    Tras unas protestas iniciales y esporádicas desde octubre de 2008, éstas se intensificaron en enero de 2009 con miles de personas protestando frente al Parlamento islandés (Alþingi) en Reikiavik y obligando al uso de fuerzas antidisturbios por primera y única vez desde el ingreso en la OTAN del país en 1949. – Wikipedia[]