Educación para el común

La educación es uno de nuestros bienes comunes más antiguos, la practicábamos sin tener escritura. L@s ancianos transmitían su sabiduría con sus relatos y la recibíamos felices para ser un día cazadores/recolectores y contribuir al bienestar de nuestro grupo humano.

Aprendíamos los poderes de la naturaleza, el agua, el viento, el fuego.., también los mitos que entonces nos unían al poder de los brujos, de los cazadores más hábiles, líderes invencibles a nuestros ojos. Todo ello nos mantenía unid@s y nos permitía sobrevivir en un tiempo en el que poco cambiada en su transcurrir.

Desde entonces la educación acompaña al bien común facilitando el conocimiento necesario para conseguir la felicidad en el momento evolutivo que vivimos.

El valor social de la educación

La sociedad sin embargo se habría estancado si solo hubiera hecho lo que se enseñaban sus mayores. Siempre hay alguien que no alcanza lo que en su época se entiende como felicidad e intenta conseguir cambios.

La humanidad ha evolucionado porque siempre hemos tenido personas que no seguían las reglas, no eran felices o por altruismo o creatividad intentaban resolver problemas que suponían una dificultad u obstáculo para la evolución de la sociedad. Experimentaban, desarrollaban su curiosidad, creaban pequeñas innovaciones de las que nos beneficiábamos todas (pulido de la piedra, rueda, fuego, agricultura…). Sin la intervención de innovadores, emprendedores o activistas sería imposible comprender nuestra evolución.

Aunque somos tan humanos como los primeros homo sapiens 1 poseemos un patrimonio de conocimiento que nos permite comprender mejor como somos.

Hasta hace relativamente poco no hemos sido conscientes del porqué de nuestra individualidad, de las capacidades sociales del intelecto personal, del papel simbólico del lenguaje, de la inteligencia social, de la íntima relación entre el ser personal y el social, entre Nosotr@s y yo.

La enseñanza, como bien común, debe responder a los retos de la sociedad y preparar a cada persona para ser parte de Nosotr@s sin perder su libre albedrío. Debe ser una ventaja para el bien común y no un obstáculo evolutivo.

Hoy sin embargo, y a pesar del contexto complejo de emergencia creado por las amenazas globales (cambio climático, la transición energética, la pérdida de biodiversidad, la explotación, el desempleo y la precarización, las migraciones por la guerra y la pobreza, las tendencias totalitarias, la discriminación política, racial, sexual…) es clamorosa la disociación entre el fin social de la educación y sus objetivos reales:

  • Crea personas pasivas, alienadas y homogeneizadas por el currículo, para servir al beneficio privado de otr@s.
  • Crea una conciencia de consumo, como servicios privativos, de los bienes comunes, ocultando su origen social.
  • Facilita un conocimiento cuadriculado, cuarteado y desconectado, que nos impide la visión del conjunto: la sociedad, sus bienes comunes y nuestra posición personal en la sostenibilidad de la vida en la tierra.
  • Impide el desarrollo de la capacidad racional y científica que nos caracteriza dejándonos indefensos ante la manipulación.
  • Fomenta la competencia individualista de forma que no se desarrolla la experiencia colaborativa, el trabajo en grupo, la intercomunicación y la empatía personal con quienes nos relacionamos.
  • Desprecia la personalización en la organización de la enseñanza perdiendo la riqueza de las capacidades individuales que hacen distintas a unas persona de otras.
  • Normaliza el fracaso y la discriminación, según los objetivos curriculares, lo que lleva a muchas personas al aislamiento, la depresión o tornarse antisociales.
  • Desconecta la ciencia de las artes y humanidades, fomentando la memorización de forma que se dificultan la creatividad y la innovación.
  • Ausencia de la ética en la formación de la personalidad de los niños tolerando las malas prácticas en virtud del éxito personal en la competencia.

Aún así, a pesar de la importancia de las cifras de fracaso escolar, seguimos percibiendo el valor social de la educación por los efectos nocivos de la desinformación2 que nos invade: millones de seres humanos pasivos, engañados, indefensos por su ignorancia, haciendo lo contrario de lo racionalmente recomendable, son un peligro para si mismas y para la sociedad.

A las personas que recibimos esta ‘deformación desinformada’ no nos cuadra la formación recibida con la abundante información que recibimos directamente, por otros medios. Aprendiendo de nuestra propia experiencia, con nuestra propia capacidad racional, Inconscientemente quizás, nos parece que ‘no es por ahí’.

Para sobrevivir no basta la impresión, o la sospecha de que algo va mal, debemos evolucionar en un acto consciente y voluntario, guiado por la ciencia, y no llevado por la represión, la violencia o nuevos aspirantes a un sillón del poder actual.

La experiencia colaborativa

Mientras en la esfera política aún se habla del liderazgo de los jefes, elegidos a dedo, y de disciplina o sanciones, en el mundo económico se fomenta el liderazgo mas natural en el ser humano, el de la iniciativa e integración grupal. Se puede dominar un área de conocimiento, ser buen ingeniero, investigador, doctor, sabio, pero si no sabe hacer equipo está desaprovechando las capacidades de las personas que lo integran.

Han superado hace tiempo la etapa fordista3 se han desarrollado prácticas que profundizan en la socialización del proceso productivo buscando la colaboración en equipo. El valor de la experiencia personal, la especialización y el conocimiento, exigen ambientes horizontales y abiertos para una interacción caracterizada por la iniciativa creativa entre sus integrantes en la que no es tan importante la omnipresente tecnología como la actitud colaborativa.

Las emociones activan la iniciativa personal en la que siempre yacen valores. Ambos se pueden educar y se educan.

Las disciplinas necesarias están desarrollando de forma acelerada las habilidades para experiencias de grupo, con inteligencia colaborativa. Son útiles en cualquier situación en la que hay vínculos sociales, ya sea productivos o políticos: desarrollan competencias base de inteligencia emocional4, autoestima 5, asertividad 6 y empatía7, imprescindibles para el diálogo, el consenso y la búsqueda de soluciones con beneficio de 360º.

Un buen orador sabe comunicarse transmitir y recoger del grupo en el que participa porque integra en su discurso aquello que aporta el grupo. Una persona que sabe moderar distingue cuando se genera alguna tensión, cuales son sus fuentes, y como identificar el conocimiento diferencial en el que asienta el disenso para que se comparta.

Un ‘NO‘ no es un problema sino una ventaja cuando se expresa de forma asertiva , facilitando el acceso a experiencias del conocimiento vivo de cada persona.

Desgraciadamente estas habilidades no se usan para el bien común sino para conseguir el beneficio privado de las organizaciones, económicas o políticas, y por tanto para la manipulación y uso interesado del poder de cada persona.
Cuando nos dotemos de Organizaciones del bien común las personas se podrán empoderar dotándose de nuevas prácticas en las que se asiente una nueva moral:

  • Desarrollar los conectores sociales apoyándonos en los elementos emotivos. La inteligencia emocional8 moviliza con mayor facilidad a las personas.
  • Identificar los valores del bien común y cuales de ellos generan la identidad de cada persona.
  • Identificar los elementos de interés personal en los bienes comunes para compartirlos con la comunidad y conseguir un beneficio de 360º
  • Desarrollar la asertividad en la comunicación para evitar malentendidos
  • Aprender y usar los métodos de la inteligencia social
  • Descubrir el valor de las diferencias entre las personas y como el Libre Albedrío puede fortalecer la comunidad humana
  • Poner en valor los bienes comunes creando cultura y práctica habitual de la ética y moral del bien común.
  • Identificar el grado de conocimiento de las personas interesadas en un bien común para facilitar el conocimiento diferencial que estas necesitan para que sean posibles los acuerdos.
  • Empoderarse con el apoyo de la comunidad y desarrollar las habilidades personales que realizan su identidad humana
  • Conocer y usar las referencias éticas del bien común para contribuir en la vida diaria a la generación en la sociedad de una moral de bien común.

Las personas educadas para el común, dispuestas a actuar por si mismas, documentarse, evadir la manipulación, colaborar en su comunidad, innovar… son muy necesarias para la evolución, por el interés de la humanidad y por el suyo propio. Se integran mejor en el proceso evolutivo de la sociedad y contribuyen con sus capacidades a aminorar la división social y las consecuencias por no haber actuado antes o a prevenirlas actuando con visión de futuro.

Podrán cambiar y contribuir, con el patrimonio del que disponga la sociedad, con inteligencia social, y su propia actuación, creando referencias prácticas para que quienes salgan de la distopía actúen como personas conscientes del bien común y de la felicidad para si mismas.

La escuela de la vida

Seguramente los pedagogos pueden dar soluciones y una reorientación global del sistema educativo en el sentido de la educación para el común, pero no lo conseguirán si esperan que se encargue de ello el estado. Este por su naturaleza siempre actúa en beneficio del poder de una minoría social de forma que la política educativa, algo que nos debería formar y unir, causa ‘deformación desinformada‘ y división en la sociedad.

Esta dificultad no significa que no se puede hacer nada sino que nos lleva a otra escuela, la escuela de la vida que nos recuerda que muchas veces antes, personas decididas, han hecho lo que creen es necesario, aunque suponga un riesgo, un cambio para las costumbres, roces con el poder existente, o cuestionar las técnicas habituales. Su empoderamiento ha ayudado a la evolución de la sociedad.

Un pequeño poder mueve ruedas gigantes si acierta con los engranajes. Ya lo intentan algunos profesores que chocan con el control de currículo y las materias oficiales. En ocasiones, cuando se convierte en un fenómeno social se crean movimientos sociales que puede llegar a situaciones de doble poder como algunos movimientos educativos que han conseguido cambiar cosas en la enseñanza.

Quienes hemos aprendido en la escuela de la vida sabemos que nada cambia si no hay organizaciones que se interesen por tal o cual bien común. Lo han vivido muchas veces los activistas sociales, los emprendedores del cambio social que han aprendido por propia voluntad e iniciativa lo que necesitaban para cambiar las cosas. Su experiencia, conocimiento vivo, combinada con formación para la colaboración nos permiten educar a grupos sociales, con sus practicas, y a personas individuales, que voluntariamente lo pidan, porque les interesa ‘desaprender’ (en competencia, agresividad y bien privado) y aprender para su felicidad personal y social (desarrollar conscientemente su identidad personal y social).

Contamos con las personas expertas necesarias:

  1. Científicos y profesionales implicados en todas las ciencias y servicios que conforman nuestros actuales bienes comunes que pueden facilitar por su posición y conocimiento especializado la base de partida necesaria para crear la Posición del Bien Común.
  2. Profesionales formados en Inteligencia Emocional, Asertividad, Empatía, psicólogos sociales capaces de entrenar en colaboración9, proactividad 10 y comunicación, hacer coaching social11, individual o grupal, con el objetivo de mejorar las aptitudes y actitudes necesarias para educar en colaboración:
  • Mejorará nuestra asertividad y empatía, ‘deseducará’ de las prácticas competitivas para aprovechar al máximo las conexiones sociales (individuales y colectivas).
  • Aprenderemos a movilizar emocionalmente la inteligencia social generándose inteligencia colaborativa12.
  • Seremos inclusivos, proactivos y no pasivos, en el proceso social necesario para acordar la política para el procomún.
  • Aprenderemos a compartir y usar nuestros valores, con todos sus sesgos personales, sin confundir nuestros valores y bien personal con los valores comunes definidos conscientemente en el proceso social con el que creamos el Nosotr@s que actúa en cada bien común de la sociedad.

Solo una cambio de poder creará una educación oficial adecuada al bien común.

  1. Homo sapiens en Wikipedia .- ‘(del latín homo, «hombre», y sapiens, «sabio»), hombre o ser humano es una especie del orden de los primates perteneciente a la familia de los homínidos. También son conocidos bajo la denominación genérica de humanos. Los seres humanos poseen capacidades mentales que les permiten inventar, aprender y utilizar estructuras lingüísticas complejas, lógicas, matemáticas, escritura, música, ciencia y tecnología. Los seres humanos son animales sociales, capaces de concebir, transmitir y aprender conceptos totalmente abstractos.’[]
  2. Desinformación en Wikipedia .- ‘La desinformación es información falsa o engañosa que se difunde de manera intencionada para engañar e intentar manipular las creencias, emociones y opiniones del público en general. Este es un subconjunto de la información errónea y está relacionada estrechamente con la propaganda y las fake news. Es, en definitiva, el acto y el resultado de desinformar.’[]
  3. Fordismo en Wikipedia .- El fordismo es un sistema en la producción industrial en serie, establecido antes de la Primera Guerra Mundial. El concepto recibe el nombre de Henry Ford, quien popularizó línea de ensamble inventada por Ransom Eli Olds, y es atribuido al teórico marxista Antonio Gramsci, quien lo usó por primera vez en su ensayo Americanismo y fordismo (1934), perteneciente a sus Cuadernos desde la cárcel.​[]
  4. Inteligencia emocional en Wikipedia.- Inteligencia emocional (IE) es un constructo que se refiere a la capacidad de los individuos para reconocer sus propias emociones y las de los demás, discriminar entre diferentes sentimientos y etiquetarlos apropiadamente, utilizar información emocional para guiar el pensamiento y la conducta, y administrar o ajustar las emociones para adaptarse al ambiente o conseguir objetivos. []
  5. Autoestima en Wikipedia .- La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamientos dirigidos hacia uno mismo, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen: es la evaluación perceptiva de nosotros mismos. En su jerarquía de las necesidades humanas, se describe como la necesidad de aprecio, que se divide en dos aspectos, el que se tiene uno mismo (amor propio, confianza, aprecio, suficiencia, etc), y el respeto y estimación que se recibe de otras personas (reconocimiento, aceptación, etc.). La expresión de aprecio más sana según Maslow es la que se manifiesta «en el respeto que le merecemos a otros, más que el renombre, la celebridad y la adulación «.[]
  6. Asertividad enWikipedia. – ‘es una forma de comportamiento caracterizada por una declaración firme o la afirmación de una declaración sin necesidad de prueba. Afirmarse es afirmar la posición de uno sin transgredir agresivamente los derechos del otro (asumiendo una posición de dominio) y sin permitir de forma sumisa que el otro ignore o niegue los derechos o la posición legítima de uno.​ Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la pasividad, que consiste en permitir que terceros decidan por nosotros, o que pasen por alto nuestros derechos; y por otro lado tenemos la agresividad, que se presenta cuando no somos capaces de ser objetivos y respetar las ideas de los demás.’[]
  7. Empatía en Wikipedia .- La empatía es la capacidad que tiene una persona de percibir los sentimientos, pensamientos y emociones de los demás, basada en el reconocimiento del otro como similar, es decir, como un individuo similar con mente propia. Por eso es vital para la vida social. Además consiste en entender a una persona desde su punto de vista en vez del propio, o en experimentar indirectamente los sentimientos y percepciones del otro. La empatía no implica en sí misma motivación de ser una ayuda; sin embargo, puede volverse una base para la solidaridad o angustia personal, lo que podría resultar en una reacción. En psicoterapia, la empatía se puede dar por parte del terapeuta, siendo un camino para comprender tanto al paciente, como sus afectos, sus motivaciones, o sus comportamientos y resultados.[]
  8. «Las emociones son importantes para el ejercicio de la razón. Entre el sentir y el pensar, la emoción guía nuestras decisiones, trabajando con la mente racional y capacitando —o incapacitando— al pensamiento mismo. Del mismo modo, el cerebro pensante desempeña un papel fundamental en nuestras emociones, exceptuando aquellos momentos en los que las emociones se desbordan y el cerebro emocional asume por completo el control de la situación. En cierto modo, tenemos dos cerebros y dos clases diferentes de inteligencia: la inteligencia racional y la inteligencia emocional y nuestro funcionamiento vital está determinado por ambos.». Inteligencia emocional 1995 Goleman, Daniel (1996)Barcelona: Kairos – ISBN 978-84-7245-371-5.[]
  9. Colaboración en Wikipedia .- ‘La colaboración es el proceso de dos o más personas u organizaciones que trabajan juntas para completar una tarea o alcanzar una meta. La colaboración es similar a la cooperación. La mayor parte de la colaboración requiere liderazgo, aunque la forma de liderazgo puede ser social dentro de un grupo descentralizado e igualitario.​ Los equipos que trabajan en colaboración a menudo acceden a mayores recursos, reconocimiento y recompensas cuando se enfrentan a la competencia por recursos finitos.’[]
  10. Proactividad en Wikipedia .- ‘En el comportamiento organizacional y la psicología industrial / organizacional , la proactividad o el comportamiento proactivo de los individuos se refiere al comportamiento anticipatorio, orientado al cambio y autoiniciado en diversas situaciones. El comportamiento proactivo implica actuar antes de una situación futura, en lugar de sólo reaccionar. Significa tomar el control y hacer que las cosas sucedan en lugar de simplemente ajustarse a una situación o esperar a que suceda algo. Los empleados proactivos generalmente no necesitan que se les pida que actúen, ni requieren instrucciones detalladas.’[]
  11. El coaching en Wikipedia .-‘El coaching es una forma de desarrollo en la cual una persona con experiencia, llamada coach ( «entrenador» o «monitor»), apoya a un alumno o cliente a lograr un objetivo personal o profesional específico al brindarle capacitación y orientación.​ En ocasiones, al alumno se le conoce como coachee («entrenado»). A menudo, el coaching puede significar una relación informal entre dos personas, una de las cuales tiene más experiencia y pericia que la otra y ofrece consejos y orientación a medida que la persona entrenada aprende; sin embargo, el coaching se diferencia de la tutoría al centrarse en tareas u objetivos específicos, en contraposición a metas más generales o desarrollo general[]
  12. «La inteligencia colaborativa se ocupa de problemas donde la experiencia individual, y las diferentes interpretaciones de diversos expertos son críticos para la resolución de problemas…La inteligencia colaborativa también puede clasificarse de acuerdo al grado y tipo de colaboración que los individuos produzcan sobre el producto final… Esta nueva realidad  puede ser llevada a otros niveles y empezar proyectos de intercambio de conocimientos y capacidad de reflexión y empoderamiento, dando voz a mucha gente y potenciando la capacidad de creatividad y aprendizaje» .- Ignasi Alcalde Inteligencia colaborativa: mas allá de la inteligencia colectiva[]