Marca de Valores

La Marca de Valores es una herramienta de la ciudadanía para la compra responsable con la sostenibilidad de la vida y del planeta. Un referente de garantías para la salud, la sostenibilidad medioambiental y social.

Con ella cada compra en el mercado impulsa los valores que nos llevan a un Cambio de Paradigma en el que la salud, la sostenibilidad y los derechos de las personas prevalecen sobre el beneficio privado.

Tiene las siguientes características:

  • La marca es única para cualquier producto en el mercado. Se identifica visualmente siempre de la misma forma, aunque se trate de productos distintos.
  • En su descripción se incluyen los valores concretos del producto, con sus indicadores, que incluyen como mínimo:
    • Salubridad, Sostenibilidad y Responsabilidad Social, así como el grado de aceptación social (estimado usando la información estadística de sus ventas).
  • Cada tipo de producto tiene una referencia al equipo técnico (tribunal) que evalúa, de la forma más científica posible, las características propias de su tipología.
  • La evaluación se realiza con la suficiente frecuencia, regular e irregular, para evitar manipulaciones del producto final. Similar a los sellos de certificación ecológica.
  • Los productores que usen regularmente el sello pueden incluir valores adicionales específicos, además de los genéricos de su tipología, si aportan una fuente de financiación, propia o social, con la que pagar los costes de la analítica.

Organización de la Marca

La Marca de Valores cuenta con una Organización de Bien Común (sin ánimo de lucro) responsable de la marca. En esta organización pueden participar tanto ciudadan@s como organizaciones de consumidores o organizaciones productivas. Que pueden intervenir como soci@s para tomar acciones en la defensa de sus intereses y del bien común.

La marca se sostiene por las aportaciones de sus socios más un canon por producto que use la marca.

  • El canon por producto es una herramienta social que permite tanto financiar la organización que sostiene la marca como impulsar líneas completas de productos mediante ofertas en su importe para ayudar a la implantación en líneas nuevas de producto.
  • En la definición inicial del coste del canon por producto intervienen siempre los productores, para garantizar su viabilidad y evitar que se convierta en un lastre inviable.
  • Los productos obtienen mejores precios en su canon, según ganan antigüedad en la marca de valores, por la entrada de más productos en la misma línea de producto o por ausencia de incidentes.
  • Los soci@s que actúan como compradores obtienen bonos anuales de descuento en los precios finales de los productos, según su compromiso con la Marca de Valores. Los descuentos se aplican en la parte de canon de cada producto. De esta forma se premia la prioridad con la marca en el momento de la compra.

La organización que sostiene la marca puede emitir informes técnicos de productos que no usan la marca a petición de sus socios. Los informes se hacen de la misma forma que los de los productos que usan la marca y con los mismos indicadores que los productos de su tipo. De esta forma la ciudadanía podrá siempre comparar y verificar los valores de cualquier producto en relación con los que usan la Marca de Valores ejerciendo con ello una presión objetiva en el mercado para su transformación.

La organización de la marca fomenta las cooperativas de consumo basadas en la Marca de Valores.

 

Las motivaciones para su diseño en JivaBlog